EL PROFESOR (Suspensibus Rex)

 

Es una extraña espécie que normalmente habita en institutos y escuelas, porque es allí donde está su alimento que lo ayuda a sobrevivir: Los Alumnos (estudiantibus).

La especie Profesor, anteriormente era aprobatibur (ser que se alimenta de aprobados), pero a causa de la falta de alimentos, tuvo que adaptarse a su entorno y convertirse en suspensibur (ser que se alimenta de suspensos).

Su guarida se conoce como “Sala de profesores”, o “Sala de torturas” anomenada por los alumnos.

El Profesor es nómada: vive y caza solo, nunca en grupo, salvo cada tres meses, que se reúnen todos para cazar suspensos.

La espécie Profesor tiene un líder que se le llama Director (Profesoribus no coñes).

 

HAY DISTINTAS CLASES DE PROFESORES:

 

EL TÍMIDO: Es uno que desde que entra a la clase hasta que empieza dar materia pasan aproximadamente veinte minutos. Se caracteriza porque nunca sabe qué hacer con las manos, si ponerlas en el bolsillo, si cruzarlas o jugar con la tiza. También se caracteriza porque cada vez que un alumno le pregunta algo, para toda la clase y le cuesta casi diez minutos enterarse de cuál era la duda.

Exámenes: No acostumbra a hacerlos difíciles y si le preguntas algo mientras estas haciendo el examen siempre acaba diciéndote la respuesta.

 

EL ORDENADOR: Es el típico que lo sabe todo de todas las materias. Acostumbra a dar asignaturas de ciencias pero cuando te corrige los trabajos encuentra más faltas de ortografía que el profe de lengua. También te dice las los nombres de las especias con todos los idiomas posibles, castellano, latín, inglés, catalán, etc. Acostumbra a explicar mucho más de lo que entra dentro del temario y principalmente se le reconoce porque parece que vive sólo para dar clase, ya que él solito se emociona contando la materia y siempre termina la clase diez minutos después de la hora.

Exámenes: Este profe te pondrá un examen de dos páginas hacia delante, con unas veinte o treinta preguntas por página, y hasta te preguntará detallitos que te pasaron inadvertidos.

 

EL NERVIOSO: También abunda mucho uno que entra a la clase puntual, deja su maleta encima de la mesa, coge aire, y no se calla hasta que no suena el timbre. Cada vez empieza a hablar más rápido y va de un lado para otro todo el rato, hasta que pone nerviosos a todos los alumnos. Se le reconoce porque tanto en invierno como en verano, terminará dando la clase sudando y todo rojo, casi a punto de que se le acabe el oxígeno.

Exámenes: No acostumbran a ser muy fáciles, no cuentes en que te diga la respuesta. Parece que en las horas de los exámenes son las únicas que se puede relajar un poco, aunque sus ojos irán de un lado para otro rebotando entre todos los alumnos.

 

EL ENROLLADO: Este profe es el que siempre va de coleguilla, se intenta introducir en la jerga juvenil. Si le preguntas cualquier tontería el tío se enrolla y cundo se da cuenta ya ha sonado el timbre. Acostumbra a pasar de todo, no se preocupa de los problemas de clase y no te lo tiene en cuenta si faltas a sus clases.

Exámenes: No acostumbran a ser muy difíciles, puede que si le caes bién te apruebe por el morro.

 

EL PERVERTIDO: Hay un tipo de profe que solo se dedica a hacer salir chicas a la pizarra, prioritariamente si llevan una buena mini falda. Tiene una ligera preferencia atender a los alumnos del sexo femenino antes del masculino y para resolver las dudas a las chicas se acerca hasta su mesa y se está allí un par o tres de minutos. Acostumbra también a hacer chistes malos y después de cada chiste mirar a las chicas a ver si les ha hecho gracia.

Exámenes: Si eres una tía buena que le ha seguido el rollete durante todo el curso estás aprobada seguro.

lacosaweb.com